Compártelo!

Hablamos de líderes transaccionales cuando se considera que el líder ayuda a los colaboradores para que alcancen la meta dada. Es una persona que podemos denominar inmadura, ya que esta antepondrá sus deseos al de sus colaboradores. Podemos considerar a este tipo de líder como una persona que no llega a alcanzar a aunar los esfuerzos de los miembros del grupo para llegar a unas metas comunes.

Se centrará en unos intereses individuales o grupales, pero de una forma aislada. Todo esto ocurre cuando el líder premia o castiga al seguidor en función de la calidad del trabajo del seguidor. Los psicólogos lo podemos llamar un refuerzo contingente. La influencia de este tipo de líder es puramente económica, pero pueden ser grandes negociadores, cosa que dará un fruto muy apropiado para la organización, que lo tratará como un buen líder.

Cuando nos sumergimos en el liderazgo transformacional un tipo de liderazgo que desde la gestión de personas pretende llevar a los limites más altos la satisfacción organizacional, es decir que sus colaboradores consigan más de lo que esperaban conseguir por si solos antes de ser liderados. Podemos decir que estos tipos de líderes ayudan a los demás a superarse, proporcionan reconocimiento individual e incluso subordinan sus propios intereses frente a los objetivos del grupo. Con todo esto podemos decir que el líder transformacional es la versión mejorada al líder transaccional. Ahora vamos a analizar algunos factores del liderazgo transformacional.

  • Interactividad con los miembros del grupo. Tenemos que conocer las necesidades del grupo, tener una postura abierta al dialogo y a la participación.
  • La creatividad es un elemento básico para un buen líder. El saber generar nuevas ideas hace posible y necesario el cambio de un estado predefinido en la organización. Innovar y orientarnos hacia esos problemas o situaciones de forma flexible nos dará ciertamente ese punto de creatividad.
  • Visión es una característica que puede ser de las más definitorias de estos tipos de líderes. No solo debemos hablar de visión de forma corporativa. Debemos establecer visión tanto para individuos como para la organización.
  • Empowerment. Palabra muy de moda en los foros especializados de gestión de personas. Nos ayuda a mantener la implicación y satisfacción. Liberamos de controles que parecían totalmente estáticos en una organización propiciando esa libertad de asumir responsabilidades sobre nuestras ideas o acciones para obtener un claro beneficio para nuestra organización. Un líder como el transformacional cree en el empowerment de forma clara y absoluta.
  • Pasión. Demuestra pasión con tu misión y tendrás el 50% de la batalla ganada. Demuéstrale esa pasión a tu equipo y te seguirán sea el proyecto que sea, conseguirás objetivos que no imaginabas y triunfaras, tu equipo triunfara en el intento.
  • Un líder está rodeado de personas, pues es la ética la que debe de primar en un líder de esta clase. Sus niveles de moralidad a la hora de tomar decisiones como ajustar objetivos tiene que poseer el modelo Kantiano.
  • Si piensa que no tiene orientación a las personas, le podrá quedar claro que no es un líder transformacional. A estos, les importan las diferencias individuales actuando en consecuencia en base a sus necesidades. Su misión es aunar los objetivos individuales de cada colaborador con los objetivos organizacionales.

Podríamos seguir enumerando cientos. Simplemente añadir coherencia y sobre todo una buena actitud de colaboración y participación. Recursos humanos existe también para poder valorar que tipo de líder necesita nuestra estrategia empresarial, pero desde la gestión de personas creo que nadie me puede discutir que le gustaría tener ese líderazgo transformacional vs. ese líder transaccional.

Únete a la conversación

2 comentarios

Dejar un comentario

Sígueme en Feedly