Compártelo!

Wikipedia: El término resiliencia se refiere a la capacidad de los sujetos para sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas. Cuando un sujeto o grupo (animal o humano) es capaz de hacerlo, se dice que tiene una resiliencia adecuada, y puede sobreponerse a contratiempos o incluso resultar fortalecido por éstos.

Los grandes «profesionales del marketing» no solo se reponen de los grandes cambios disruptivos o  las crisis, sino que poseen la capacidad interior para esperar lo inesperado. Reinventan continuamente los modelos de negocio y las estrategias de marketing durante tiempos caóticos, de modo que pueden adaptarse rápidamente a medida que cambian las circunstancias del mercado.

Por eso quiero que hablemos de Marketing y resiliencia, dos términos más que adecuados para ir unidos en esta época de cambios y de disrupción digital en la que vivimos.

Hoy en día desgraciadamente, la empresa estándar (perfil bajo) trabaja con un sistema de marketing que, durante años, se ha basado en una práctica de ensayo y error. Ha desarrollado estrategias, políticas, medidas y tácticas en investigación de mercados que probablemente persistirán porque proporcionan una sensación de seguridad y predictibilidad. Funcionaron en el pasado y se considera que también lo harán en el futuro. Error.

Existe un problema: el mundo está cambiando, es disruptivo y rápido. El aumento de las turbulencias y el caos está transformando el mundo de una manera más rápida y drástica que en un cualquier otro periodo en los últimos cincuenta años, de esto nadie puede decir que no sea así. Hoy en día, los intereses, el presupuesto y los valores de los clientes están experimentando un cambio drástico. Los canales de distribución adaptan nuevas formas en la medida en que aparecen nuevos canales de comunicación. Surgen nuevos competidores. Se imponen nuevas legislaciones y regulaciones gubernamentales. La disrupción es omnipresente. [VER ESTUDIO McKinsey]

Estos desarrollos sitúan a las empresas en un punto de inflexión estratégico, y ante él estas pueden aplicar la misma estrategia o reconocer que necesitan una nueva. Lo que está claro es que deben reconsiderar y revisar sus políticas y sus herramientas de marketing. Si no lo hacen, el nuevo entorno las penalizará, quizás hasta el punto de llevarlas a la quiebra.

Si queremos poner en práctica esto del marketing y resiliencia, la primera tarea es reconocer los principales cambios que se han producido en el ámbito del marketing. A continuación vemos cuatro cambios clave que requieren un cambio de mentalidad. ¿Estamos preparados?

Cambios que fueron disruptivos en el ámbito del marketing .

 

  • Los clientes están más informados que nunca. Gozan de poder. Pueden encontrar prácticamente cualquier cosa acerca de cualquier producto, servicio o empresa en Internet y contactando con otras en sus redes sociales o redes digitales. [VER ESTUDIO] 

 

  • Los clientes están dispuestos cada vez más a comprar y confiar en marcas blancas cuando estas son más baratas que las marcas comerciales que cuentan con una promoción. [VER ESTUDIO]

 

  • Los competidores son capaces de copiar más rápidamente cualquier producto o servicio nuevo, lo que significa un recorte en los beneficios de la inversión en producto nuevo. Las ventajas competitivas tienen, hoy en día, una vida útil más corta. [VER NOTICIA BBC]

 

  • Lo digital y las redes sociales han dado lugar a fuentes radicalmente nuevas de información y comunicación, así como a medios para vender directamente al cliente. [VER ARTÍCULO]

Estos cambios exigen otra manera de pensar por parte de directivos y profesionales del marketing. Las empresas inteligentes están cambiando su forma de pensar.

Principales cambios en la forma de pensar de los profesionales del marketing

No es que todas las empresas deban cambiar su mentalidad de marketing, pero si adaotar marketing y resiliencia a este nuevo entorno.

¿Cómo realizar ese cambió en entre el marketing y resiliencia como vimos anteriormente?

(A) De profesionales del marketing pensando en los clientes a todos los empleados de la empresa pensando en ellos.

(B) No vender a todos, tenemos que intentar estar al servicio de objetivos bien definidos.

(C) Pasar de una organización por productos a una organización por segmentos de clientes.

(D)¿Todo en la misma empresa? Se deberían de comprar más bienes y servicios fuera.

(E) De utilizar muchos proveedores a trabajar con pocos y más comprometidos.

(F) De lo tangible a focalizar activos de marketing intangibles.

(G) De construir marcas a través de la publicidad a construir marcas por medio de comunicaciones integradas de marketing.

(H) ¿Beneficio por cada venta? Mejor construir valor para clientes a largo plazo.

(I) De grandes cuotas de mercado a dirigirlos a una mayor cuota del poder adquisitivo.

(J) De lo local a lo glocal (tanto globales como locales).

(K) De centrarse en accionistas a centrarse en los stakeholders.

Así  pasemos de un hacer marketing pobre a uno grande.

La ciencia del caos, El Management y el Marketing en la era de las turbulencias - Google Play

¿Todavía nos preguntamos el por qué del marketing y la resiliencia?: Capacidad de las organizaciones para sobreponerse a períodos de cambios disruptivos. ¿Ya preparados?

Únete a la conversación

6 comentarios

  1. Pingback: @PatyMonteroV
  2. Pingback: @Disrupcionblog
  3. Pingback: @psicopedia

Dejar un comentario

Sígueme en Feedly