Compártelo!

Vota a aquel que prometa menos. Será el que menos te decepcione. Bernard M. Baruch

No hay nada mejor que dar tu opinión. Soy de los que piensan que si lo que queremos expresar cabe en una frase, no hacen falta grandes discursos, y así ha sido mi jornada electoral. Intensa, emocionante, expectante y colaborativa. Todo en 140 caracteres.

Twitter no ha hecho que cambie mi idea de política, pero si me ha hecho ver el pluralismo que aquí se mueve. Es maravilloso contemplar cuan partido de fútbol se tratase el desarrollo de esta jornada electoral.

¿Los grandes ganadores?

Los usuarios por las opiniones vertidas.

(Aunque se pueda encontrar que en pleno siglo XXI siga existiendo «personas» intransigentes con las convicciones de una ideario político. La verdad me asombro del ser humano, pero creo que pasará factura tanto derroche de fanatismo por cualquiera de las partes. Recordemos que nunca sabemos el de enfrente que puede ofrecernos o comprar y somos seres de sentimientos y rencores.)

Después de este valorativo,  es magnífico el trabajo colaborativo que sobre un tema reúne a la gran mayoría de Twitteros de forma directa o indirecta. Aquellos que seguían con fervor cada uno de los mensajes de su «time line» o incluso aquellos que expresaban su «jartura» sobre la conversación política. Todo el mundo hablaba, opinaba, criticaba o realizaba sátira. Me acuerdo de las elecciones anteriores y lo mucho que pude comentar es con cuatro amigos en algún chat y una línea telefónica…

Vuelvo a decir, el gran ganador, la expresión del ciudadano. ¿Qué no sabías que era la ley D’Hondt? cualquier seguidor en cuestión de segundos te contestaba… Sobre cambio electoral, programas, candidatos, regulación… Ha sido impresionante y eso que uso Twitter a diario para mi trabajo y mi ocio.

Ese pluralismo hace que esta herramienta no sea una moda como muchos quieren demonizar. Que todos los partidos utilicen una cuenta de Twitter para llegar al ciudadano es un claro ejemplo de que Twitter tienen más camino que recorrer del que imaginamos. Si lo han conseguido los políticos ¿Se imagina la empresa?

Me lo he pasado genial y he sobrevivido a esta jornada, llámame raro, pero he disfrutado, no sólo de la política  sino de una filosofía en la que creo y muchos intentan tirar por tierra. Compartir, conversar, valorar y aportar. Espero que la clase política se acerque mucho más al ciudadano «sociabilizando» su contenido, dejando que opine… Mucho pido, pero soy de esperanza.

Existe gente que se sigue preguntando qué aporta esto de los Medios Sociales a la empresa… Ingenuos…

¿Por qué usé Twitter el #2oN?

Dentro de 4 años espero compartir otras experiencias.

 

Dejar un comentario

Sígueme en Feedly