Compártelo!

¿Qué hace que se fracase cuando se llega al primer trabajo?

Me he sentado en el diván y he recordado que hay  discursos y personas que dejan huella. Una de esas personas fue Bill Gates cuando se dirigió a un grupo de alumnos preuniversitarios hablándoles de que era en realidad la vida. He querido retomar esos principios y adaptarlos, a modo de reflexión a la realidad del estudiante universitario español.

Doy clases tres días por semana en el Grado de Publicidad y Relaciones Públicas a los alumnos de segundo y me encuentro año tras año aspectos de la conducta humana que no hemos sabido trasmitirles desde la escuela.

Stop!

La Universidad tiene que ser una institución de conocimiento que te acerque a la empresa y su realidad, pero nos encontramos una triste realidad. Venimos de casa programados con ideas, cogniciones y creencias de los que no es en realidad la vida, poco podemos hacer desde la institución del conocimiento para que los alumnos afronten sus primeros trabajos como si fueran toros de Lidia.

La realidad será que los chavales saldrán con su título universitario y se encontrarán con lo que también nos encontramos en las empresas cuando contratamos a gente de beca o para empezar a trabajar en tareas muy concretas. Bajar Estudio Teoría Kohlberg

Estas son las 13 reglas, que han salido del diván, que deberían conocer los chavales antes de entrar en una empresa a trabajar.

Regla 1: La vida no es justa.

No estamos descubriendo el maná de la vida, pero si es verdad que nos han prometido una vida de oportunidades y justicia desde la escuela actual. Cuando estás en la Universidad tienes que romper el chip de estás ideas preconcebidas. Hay que acostumbrarse a vivir con la idea de que la vida es injusta. Cuando algo nos frustra solemos cargar con un halo de culpa al mundo con un «no es justo». El decir o estar siempre echando la culpa a todo lo que te rodea no te ayudará. En una empresa habrá mil cosas que no te gusten, que realmente no sean justas o que no te parezcan bien.

ASUME.

Regla 2: En el mundo real no le importarás a la gente  tanto como importabas a tus amigos de la Universidad.

Eras el rey del mambo y eso hizo que pasaras los mejores años de tu vida universitaria. Amigos, fiestas, noches de desenfreno…, eras el rey,  pero modera tu autoestima. Acabas de aterrizar a un mundo diferente que se denomina realidad. Una realidad que le importa bien poco lo que eras en la Universidad. Esta vida sólo quiere que logres cosas, no que te sientas bien. Para eso ya estará tu familia, amigos, pareja… Por lo general, cuando la gente tiene una autoestima sesgada se contemplan grandes fracasos. Luego vemos la realidad como algo «que no es justo» (ver regla N º 1) .

MODERA.

Regla 3: Ganarás más con la paga de tus padres que con tus primeros sueldos.

Lo siento, quiero que lo sepas. No vas a ganar 40.000 euros nada más salir de la Universidad. Tampoco serás director de una gran compañía o manejarás presupuestos millonarios. ¿Acaso pensabas lo contrario?. Lo más seguro es que empieces de becario sin cobrar ni un euro. Aprovecha la experiencia y con suerte con los años tendrás un sueldo «de mercado».

DESPIERTA.

Regla 4: ¿Los profes te tenían manía?.

Si pensabas que tus profesores eran duros, tenían fijación en cada cosa que hacías y te corregían para que lo hicieras mejor espera hasta que tengas un jefe.  Cuando metas la pata, no va a preguntarte cómo te sientes al respecto. Puede que no tengas la oportunidad de meter dos veces la pata para seguir con tu trabajo.

CORRIGE.

Regla 5:  Desde cero.

Empezar a trabajar haciendo fotocopias o buscando información para un informe no te va a quitar la dignidad.  Tus abuelos tenían una palabra diferente para eso que tu llamas hacer fotocopias, poner copas o pasar largas horas aprendiendo en la empresa.

OPORTUNIDAD.

Regla 6: La culpa es siempre de otro.

No chaval, no es culpa de tus padres, hermanos, parejas… No siempre la culpa es de otro. En la vida y cuando llegues a la empresa tienes que ser un buen Espartano defendiendo tu parcela del trabajo. Eso que realices será para que te feliciten o te digan lo malo que eres. Si metes la pata, tu eres el responsable. Haz tuyos tus errores y aprende para no volver a realizarlos. Aquí no hay exámenes de septiembre para los suspensos. Responsabilidad.

Regla 7: El aburrimiento no existe.

Es un concepto inventado para los perdedores. Cuando estabas en la Universidad podías permitirte el pasar horas jugando a la consola, inventando en como gastar el tiempo, pero te acaban de ascender al mundo en el que el tiempo es oro. Cada segundo que no aproveches, vendrá otro y lo ganará por ti. Siempre puedes hacer algo, aprender cosas nuevas. Lo contrario no produce nada, hace que sólo des vueltas a ideas negativas y vuelvas a la regla 1 ó 6.

MOVIMIENTO.

Regla 8: No existe la igualdad.

Nos hemos empeñado en el sistema educativo en eliminar de la ecuación a los sobresalientes y a los que no valen para nada. Hemos creado un sistema plácido en el que todo el mundo es igual. Siento decirte también que es mentira. La vida hace distinciones entre los que se esfuerzan y prosperan y los que no hacen nada y esperan que las cosas caigan del cielo. El esfuerzo es tan importante como los resultados. En una empresa notarás diferencias entre los que trabajan y les permiten ciertas licencias y tu que acabas de llegar y no te van a pasar nada. ¿Aun sigues creyendo que puedes llegar siempre 20 minutos tarde como tu compañero?. El puede permitírselo, tu todavía no.

TRABÁJATELO.

Regla 9: En verano siempre me voy a la playa.

La vida no se divide en semestres, cuatrimestres, vacaciones de verano o ferias. En la empresa esperan de ti que vayas todos los días y que aproveches las ocho horas mínimas que vas a trabajar. Tendrás 15 días de vacaciones que tu podrás elegir fecha y otros 15 que te designará la empresa. Dar antes de exigir.

GENERA.

Regla 10: Se amable.

Todos tenemos sesgos cognitivos que nos plantean distorsiones de la realidad. Nos gustan unas tribus más que otras, partidos políticos, tipos de vestimenta… Sé amable con los que les hacías la vida imposible en la Universidad. Terminarás  trabajando para ellos o con un amigo suyo.

RESPETA.

Regla 11: Sexo drogas y rock and roll.

Tener vicios es bueno en cierta medida. La vida con moderación no pasa facturas. Aunque no lo veas ahora, en muy poco tiempo si sigues con esas dinámicas vas a parecer más estúpido de lo que eres. ¿Crees que en la empresa quieren al que llega los lunes sin poder levantar su cuerpo y no se recupera hasta el jueves?.

CONTRÓLATE.

Regla 12: No eres inmortal.

Si tu filosofía de vida es la de «vivir rápido, morir joven y deja un bonito cadáver», es que no valoras lo que realmente se necesita en una empresa. Personas que estén dispuestas a reflexionar y no faltar al respeto por querer hacer las cosas a tu manera. ¿Qué te habías creído?. Recuerda que cuando te echan de una empresa, es muy normal que de la siguiente que te contraten llamen para pedir «referencias».

REFLEXIONA.

Regla 13: Disfruta de esto mientras puedas.

Tus padres, hermanos, pareja… puede que sean un dolor de cabeza ya que no paran de decirte lo que tienes que hacer. Los profesores de la Universidad son lo peor por suspenderte e intentar que te superes, y encima  la vida es deprimente. Algún día te darás cuenta de lo maravilloso que era ser joven.

DISFRUTA.

Únete a la conversación

9 comentarios

  1. Pingback: @jorgelafourcade
  2. Pingback: @RHJack

Dejar un comentario

Sígueme en Feedly