7 Comments

  1. […] Por un lado las personas colaboramos con los demás, intentamos conseguir objetivos comunes y mejoramos el entorno. Por otro lado somos seres egoístas y vamos buscando el beneficio personal. Entre ambos extremos nuestra psique intenta mantener un difícil equilibrio. Pero esa lucha entre ángel y demonio que todos tenemos tiene respuesta en una simple cuestión fisiológica. […]